Consejos

La importancia del contexto histórico en el análisis y la interpretación

La importancia del contexto histórico en el análisis y la interpretación


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El contexto histórico es una parte importante de la vida y la literatura, y sin ella, los recuerdos, las historias y los personajes tienen menos significado. El contexto histórico trata con los detalles que rodean una ocurrencia. En términos más técnicos, el contexto histórico se refiere a las condiciones sociales, religiosas, económicas y políticas que existieron durante un determinado tiempo y lugar. Básicamente, son todos los detalles del tiempo y el lugar en que ocurre una situación, y esos detalles son los que nos permiten interpretar y analizar obras o eventos del pasado, o incluso del futuro, en lugar de simplemente juzgarlos según los estándares contemporáneos.

En la literatura, una comprensión sólida del contexto histórico detrás de la creación de una obra puede darnos una mejor comprensión y apreciación de la narrativa. Al analizar los acontecimientos históricos, el contexto puede ayudarnos a comprender qué motiva a las personas a comportarse como lo hicieron.

Dicho de otra manera, el contexto es lo que da sentido a los detalles. Sin embargo, es importante que no confundas contexto con causa. Causa es la acción que crea un resultado; El contexto es el entorno en el que se produce esa acción y resultado.

Palabras y hechos

Ya sea que se trate de hechos o ficción, el contexto histórico es importante al interpretar el comportamiento y el habla. Considere la siguiente oración que, sin contexto, suena lo suficientemente inocente:

"Sally escondió las manos detrás de la espalda y cruzó los dedos antes de responder".

Pero imagine que esta declaración proviene de una transcripción de documentos judiciales en Salem, Massachusetts, en 1692, durante los famosos juicios de brujas de Salem. El fervor religioso era extremo, y los aldeanos estaban casi obsesionados con el diablo y la brujería. En ese momento, si una joven decía una mentira, era forraje para la histeria y una reacción violenta. Un lector supondría que la pobre Sally era candidata a la horca.

Ahora, imagina que estás leyendo una carta de una madre que contiene esta oración:

"Mi hija se dirigirá a California poco después de casarse".

¿Cuánta información nos brinda esta declaración? No mucho, hasta que consideremos cuándo fue escrito. Si descubrimos que la carta fue escrita en 1849, nos daremos cuenta de que una oración a veces puede decir mucho. Una mujer joven que se dirigía a California en 1849 podría estar siguiendo a su esposo en una traicionera expedición en busca de tesoros para la fiebre del oro. Esta madre probablemente tendría mucho miedo por su hijo, y ella sabría que pasaría mucho tiempo antes de ver a su hija nuevamente, si alguna vez.

Bettmann / Getty Images

Contexto histórico en literatura

Ningún trabajo de literatura puede ser completamente apreciado o entendido sin contexto histórico. Lo que puede parecer absurdo o incluso ofensivo para las sensibilidades contemporáneas, en realidad podría interpretarse de una manera completamente diferente considerando la época de la que proviene.

Un buen ejemplo es "Las aventuras de Huckleberry Finn" de Mark Twain, publicado en 1885. Se considera una obra duradera de la literatura estadounidense y una mordaz sátira social. Pero también es criticado por los críticos modernos por su uso casual de un epíteto racial para describir al amigo de Huck, Jim, un esclavo fugitivo. Tal lenguaje es impactante y ofensivo para muchos lectores hoy, pero en el contexto del día, fue el lenguaje común para muchos.

A mediados de la década de 1880, cuando las actitudes hacia los esclavos afroamericanos recién liberados a menudo eran indiferentes en el mejor de los casos y hostiles en el peor, el uso casual de tales epítetos raciales no se habría considerado inusual. De hecho, lo que es más sorprendente, dado el contexto histórico de cuando se escribió la novela, es que Huck trata a Jim no como su inferior sino como su igual, algo que rara vez se describe en la literatura de la época.

Del mismo modo, el "Frankenstein" de Mary Shelley no puede ser completamente apreciado por un lector que desconoce el movimiento romántico que tuvo lugar en el arte y la literatura a principios del siglo XIX. Fue una época de agitación social y política rápida en Europa cuando las interrupciones tecnológicas de la era industrial transformaron vidas.

Los románticos capturaron la sensación de aislamiento y temor del público que muchos experimentaron como resultado de estos cambios sociales. "Frankenstein" se convierte en algo más que una buena historia de monstruos, se convierte en una alegoría de cómo la tecnología puede destruirnos.

Otros usos del contexto histórico

Los académicos y educadores confían en el contexto histórico para analizar e interpretar obras de arte, literatura, música, danza y poesía. Los arquitectos y constructores confían en él al diseñar nuevas estructuras y restaurar edificios existentes. Los jueces pueden usarlo para interpretar la ley, los historiadores para entender el pasado. Cada vez que se requiere un análisis crítico, es posible que también deba considerar el contexto histórico.

Sin contexto histórico, solo estamos viendo una parte de la escena y no entendemos completamente la influencia del tiempo y el lugar en el que ocurrió una situación.



Comentarios:

  1. Britomartus

    En mi opinión no tienes razón. Vamos a discutir. Escríbeme por PM, hablamos.

  2. Kim

    Por supuesto. Y me encontré con esto. Discutamos este tema.

  3. Kazirn

    En mi opinión usted comete un error. Puedo defender la posición.



Escribe un mensaje

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos