Nuevo

Asedio de Corfinium, principios del 49 a. C.

Asedio de Corfinium, principios del 49 a. C.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Asedio de Corfinium, principios del 49 a. C.

El asedio de Corfinium (principios del 49 a. C.) fue la primera acción militar de la Gran Guerra Civil Romana y vio a César abrumar rápidamente un intento de defender la ciudad contra él.

Al comienzo de la guerra, César solo tenía una legión, la 13, con él en el norte de Italia. En teoría, las fuerzas del Senado, comandadas por Pompeyo, superaban en número a las fuerzas de César, pero fueron atrapadas por el rápido avance de César en el centro de Italia. Pompeyo rápidamente decidió que no podía retener Roma y decidió retirarse de la ciudad. Se trasladó al sureste hacia Apulia, de donde planeaba escapar a Grecia con su ejército y la mayor parte del Senado posible.

L. Domitius Ahenobarbus, oficial sustituto de César como procónsul de la Galia Transalpina, decidió ignorar las órdenes de Pompeyo. Había logrado reunir veinte cohortes de Alba, Marsi, Peligni y provincias cercanas, y se le habían unido otras trece cohortes que habían sido criadas por Lucilius Hirus. En teoría, superaba en número a César, que ahora tenía dos legiones, a las que se unió la 12ª Legión. Ahenobarbus decidió defender Corfinium, en el lado este de los Apeninos, al este de Roma, y ​​una posición clave si César decidía intentar atrapar a Pompeyo.

César capturó a Asculum y luego avanzó rápidamente hacia Corfinium. Mientras se acercaba a la ciudad, se topó con cinco cohortes de la guarnición que habían sido enviadas a destruir un puente a tres millas de las murallas. La vanguardia de César se enfrentó a estas tropas y las obligó a retirarse a Corfinium. Luego, César siguió con su fuerza principal y acampó debajo de los muros.

Tenemos dos relatos principales del asedio resultante, uno de Appian y otro del propio César. La cuenta de Appian es bastante corta. César sitió la ciudad. Ahenobarbo intentó escapar, pero fue capturado por los habitantes del pueblo que lo entregaron a César. César demostró su famosa clemencia, aceptó a los hombres de Ahenobarbus en sus propias filas y permitió que Ahenobarbus fuera a donde quisiera, llevándose su dinero con él.

César ofrece una cuenta más larga. Ahenobarbo hizo un decidido intento por controlar la ciudad. Envió mensajes a Pompeyo pidiéndole que reuniera a su ejército y atrapara a César contra las paredes. Colocó máquinas de asedio alrededor de las murallas, tomó el mando personal del despliegue de sus tropas e incluso prometió a cada uno de los defensores cuatro acres de tierra de sus propiedades privadas.

Mientras tanto, el ejército de César se estaba expandiendo. Parte de la séptima legión llegó después de tomar Sulmona. La Octava Legión llegó con 22 cohortes de la Galia, y las usó para formar un segundo campamento. Durante tres días, César se concentró en fortalecer su campamento y construir obras defensivas para rodear la ciudad.

Justo antes de que se completara este trabajo, llegó un mensaje de Pompeyo. Se negó a arriesgar sus ejércitos para defender a Ahenobarbus, que había decidido encerrarse en Corfinium sin ninguna orden. Pompeyo le ordenó que se saliera de la trampa con sus propios esfuerzos y se uniera al ejército principal de Pompeyo. Sin embargo, cuando llegó este mensaje, las líneas de César estaban casi completas y los hombres de Ahenobarbus ya no pudieron escapar. Él mismo comenzó a prepararse para escapar de la ciudad.

Ahenobarbo intentó ocultar la noticia de Pompeyo a sus hombres, pero pronto se les filtró. Sus hombres empezaron a reunirse por la noche, y muchos de ellos declararon que era hora de que ellos miraran por su propia seguridad. Al principio, los Marsi se resistieron a esto, y la guarnición estuvo casi dividida por una guerra civil propia. El asunto se decidió cuando las tropas se enteraron de que Ahenobarbus planeaba huir. En ese momento capturaron a su comandante y se ofrecieron a entregarlo a César.

César aceptó su rendición a la mañana siguiente. Dejó en libertad a todos los senadores, caballeros y nobles locales que habían estado en la ciudad, e incluso devolvió seis millones de sestercios a Ahenobarbo, en un intento de ganárselos para su causa. Luego aceptó la lealtad de los hombres de Ahenobarbus, fortaleciendo enormemente su ejército. César pasó siete días en Corfinium en total, y luego se trasladó al sur a Apulia, donde intentó atrapar a Pompeyo en Brundusium.


Opciones de página

En el 133 a. C., Roma era una democracia. Poco más de cien años después fue gobernado por un emperador. Este sistema imperial se ha convertido, para nosotros, en sinónimo de autocracia y del ejercicio arbitrario del poder.

A finales del siglo II a. C. el pueblo romano era soberano. Es cierto que los aristócratas ricos dominaban la política. Para convertirse en uno de los 'magistrados' elegidos anualmente (que en Roma se preocupaban por todos los aspectos del gobierno, no solo por la ley), un hombre tenía que ser muy rico.

Incluso el sistema de votación se ponderó para dar más influencia a los votos de los ricos. Sin embargo, el poder supremo residía en el pueblo romano. Las asambleas masivas eligieron a los magistrados, hicieron las leyes y tomaron decisiones estatales importantes. Roma se enorgullecía de ser una "república libre" y siglos después fue el modelo político de los padres fundadores de los Estados Unidos.

El sistema se ponderó para dar más influencia a los votos de los ricos.

Hacia el 14 d. C., cuando murió el primer emperador Augusto, las elecciones populares prácticamente habían desaparecido. El poder no estaba ubicado en el antiguo lugar de reunión republicano del foro, sino en el palacio imperial. Se suponía que los herederos de Augusto heredarían su dominio sobre el mundo romano, y así fue como lo hicieron.

Esto fue nada menos que una revolución, provocada a través de un siglo de constantes luchas civiles y, a veces, guerras abiertas. Esto terminó cuando Augusto, 'Octavio', como se le llamaba entonces, finalmente derrotó a sus últimos rivales restantes, Mark Antonio y Cleopatra, en el 31 a. C. y se estableció en el trono. ¿Por qué ocurrió esta revolución?


19 de diciembre de 1154

Enrique II, el primer rey 'Plantagenet', accede al trono

La accesión y coronación de Enrique II tuvo lugar el mismo día. No solo era rey de Inglaterra, sino que también gobernaba la mayor parte de Gales, Normandía, Anjou, Gascuña y otras partes de Francia (adquiridas a través de su matrimonio con Leonor de Aquitania). Enrique, hijo de la emperatriz Matilde, estableció la estabilidad después de la guerra civil entre su madre y su rival Esteban. Afirmó su autoridad sobre los barones y aplicó la ley y el gobierno. Los rollos financieros regulares del gobierno comenzaron en su reinado.


¿Qué sucedió en la batalla de Maratón?

Mapa de la batalla de Maratón que tuvo lugar en 490 a. C. y fue parte de las Guerras Greco-Persas.

Archivo de historia universal / Getty Images

Para enfrentarse a la fuerza invasora más grande, el comandante del ejército ateniense Milcíades adelgazó su ejército y su centro de apóstoles y reforzó las alas, con la esperanza de que sus hoplitas & # x2014 soldados de infantería fuertemente armados & # x2014 pudieran mantener el centro mientras sus flancos atravesaban la infantería persa revestida de más ligeros. De hecho, el centro ateniense se rompió, pero aguantó el tiempo suficiente para que los atenienses derrotaran a las alas persas y se encontraran en la retaguardia, lo que provocó un pánico generalizado entre los invasores.

Los persas volverían a invadir Grecia en 480 a. C. bajo Jerjes I, hijo de Darío, que planeaba conquistar Grecia donde su padre había fracasado. Las ciudades-estado griegas aliadas bajo el rey Leónidas de Esparta mantuvieron a raya la invasión persa durante siete días en la Batalla de las Termópilas, lo que les valió un lugar en la historia por su última batalla en defensa de su suelo natal. Pero fue la victoria inicial de los atenienses en la batalla de Maratón lo que más se recuerda hoy.


Orígenes antiguos de la ciudad

Los primeros vestigios de asentamientos humanos en el área de la ciudad, encontrados en una colina al sureste, son del período Calcolítico tardío (Edad del Cobre) y Edad del Bronce Temprano (C. 3000 aC). Las excavaciones han revelado que existía un asentamiento en un sitio al sur del Monte del Templo, y se encontró un enorme muro de la ciudad justo encima del manantial de Gihon, lo que determinó la ubicación del antiguo asentamiento. El nombre, conocido en su forma más antigua como Urusalim, es probablemente de origen semítico occidental y aparentemente significa "Fundación de Shalem (Dios)". La ciudad y sus primeros gobernantes, los egipcios, se mencionan en los Textos de Execración Egipcios (C. 1900-1800 a. C.) y nuevamente en la correspondencia de Tell el-Amarna del siglo XIV, que contiene un mensaje del gobernante de la ciudad, Abdi-Kheba (Abdu-Ḥeba), solicitando la ayuda de su soberano contra los invasores Hapiru (Habiru, ʿApiru). Una narración bíblica menciona el encuentro del cananeo Melquisedec, que se dice que es rey de Salem (Jerusalén), con el patriarca hebreo Abraham. Un episodio posterior del texto bíblico menciona a otro rey, Adonizedec, que encabezó una coalición amorrea y fue vencido por Josué.

Según los relatos bíblicos, Jerusalén, en la frontera de Benjamín y Judá y habitada por una población mixta descrita como jebuseos, fue capturada por David, fundador del reino conjunto de Israel y Judá, y la ciudad se convirtió en la capital del reino judío. Esto se ha fechado alrededor del año 1000 a. C. El sucesor de David, el rey Salomón, extendió la ciudad y construyó su templo en la era de Araunah (Ornan) el jebuseo. Así, Jerusalén se convirtió en el lugar del palacio real y el lugar sagrado de una religión monoteísta.

A la muerte de Salomón, las tribus del norte se separaron. Aproximadamente en el año 930 a. C., el faraón egipcio Sheshonk I saqueó la ciudad, para ser seguido por los filisteos y árabes en 850 y Joás de Israel en 786. Después de que Ezequías se convirtió en rey de Judá, construyó nuevas fortificaciones y un túnel subterráneo, que traía agua desde Gihón. Salta al estanque de Siloé dentro de la ciudad, pero sucumbió al poder de Senaquerib de Asiria, quien en 701 obligó a pagar un fuerte tributo. En 612 Asiria cedió su primacía a Babilonia. Ocho años después, Jerusalén fue despojada y su rey fue deportado a Babilonia. En 587/586 a. C., la ciudad y el templo fueron completamente destruidos por Nabucodonosor II (Nabucodonosor), y comenzó el cautiverio hebreo. Terminó en 538 a. C. cuando Ciro II (el Grande) de Persia, que había vencido a Babilonia, permitió que los judíos, encabezados por Zorobabel, de la casa davídica, regresaran a Jerusalén. El Templo fue restaurado (515 a. C.) a pesar de la oposición samaritana, y la ciudad se convirtió en el centro del nuevo estado. Su posición se fortaleció cuando Nehemías (C. 444) restauró sus fortificaciones.


Campaña de Ilerda

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Campaña de Ilerda, (49 a. C.), la campaña que condujo a la victoria de Julio César sobre las fuerzas de Pompeyo en España. En la primavera del 49 a. C., César envió seis legiones desde la Galia a España al mando de Cayo Fabio y se unió a ellas en Ilerda (actual Lérida) en el río Sicoris (Segre). Cinco legiones pompeyanas, junto con muchos auxiliares españoles, comandados por Lucius Afranius y Marcus Petreius, se concentraron contra César. Después de que César no logró provocar a Afranio a la batalla y se quedó sin suministros debido a las inundaciones, desvió parte del río justo debajo de Ilerda para hacer un vado cerca de su campamento. Este movimiento obligó a los pompeyanos a mover dos legiones sobre Sicoris para cubrir sus comunicaciones. Afranius, ya sin ventaja, se retiró hacia el Ebro. César lo persiguió y, después de una semana de maniobras, los pompeyanos tuvieron que rendirse. Con España conquistada y la Galia e Italia bajo su control, César podía permitirse el lujo de enfrentarse a Pompeyo en Grecia, allí César prevaleció en la Batalla de Farsalia (48 a. C.).


Asedio de Corfinium, principios del 49 a. C. - Historia

Aunque no gobernó por mucho tiempo, le dio a Roma una nueva esperanza y toda una dinastía de emperadores.

Tiempos peligrosos

Nacido en una familia aristocrática alrededor del año 100 a. C., Julio César creció en tiempos peligrosos. Roma aún no podía manejar su propio tamaño y poder. La nobleza estaba ampliamente desacreditada y el orden había dado paso al caos. La única alternativa clara era la dictadura militar.

César se alió contra la nobleza. A medida que su carrera despegó, ganó varios cargos políticos, no siempre por medios respetables. Hacia el 63 a. C., se había convertido en una figura conocida pero controvertida.

Viva España

A pesar de su notoriedad, fue nombrado gobernador de la España Lejana. Este fue un puesto lucrativo, porque le ofreció la oportunidad de saquear a los habitantes locales a su antojo. Regresó a Roma en el 60 a. C. y, al año siguiente, fue elegido cónsul, el cargo más alto de la república.

Ahora, con un poder real, César se alió con dos personas clave, Pompeyo y Craso. Pompeyo era un héroe de guerra que había sido maltratado por el Senado, mientras que Craso era multimillonario. Los dos hombres eran rivales, pero César pudo cerrar la brecha entre ellos y los tres hombres formaron el poderoso `` primer triunvirato ''.

Predigo un disturbio

Como cónsul, César quería pagar a los soldados de Pompeyo asignándoles tierras públicas. Esto era impopular, así que para aprobar la medida, diseñó un motín y utilizó el caos para salirse con la suya. Luego usó su poder para asegurar la gobernación de Galia (hoy Francia y Bélgica).

La Galia le dio a César una base de poder para reclutar soldados y llevar a cabo las campañas militares que harían su nombre y asegurarían su fortuna.

Conquistando la Galia

Entre el 58 y el 50 a. C., César utilizó su experiencia en estrategia militar, junto con el entrenamiento y la disciplina del ejército romano, para conquistar y someter el resto de la Galia, hasta el río Rin.

Al luchar contra enemigos extranjeros, César fue despiadado. Asediando a los rebeldes en lo que ahora es la parte de Dordoña de Francia, esperó hasta que se les acabó el suministro de agua y luego cortó las manos de todos los supervivientes.

Bajo amenaza en casa

Ahora volvió su atención a casa. Su triunvirato estaba muy tenso. Pompeyo estaba cada vez más celoso del éxito de César y Craso todavía odiaba a Pompeyo. Después de que Craso fuera asesinado en batalla, Pompeyo y César se separaron y finalmente se encontraron en bandos opuestos.

A estas alturas, César tenía mucho éxito, pero tenía muchos enemigos y encontró su posición y su vida amenazadas. Creía que la única forma en que podía protegerse era tomando el poder. En enero del 49 a. C., condujo a sus tropas a través del río Rubicón hacia Italia y comenzó la guerra civil.

César obtuvo algunas victorias tempranas y, en el 46 a. C., fue dictador de Roma. Después de pasar un año eliminando a los enemigos que le quedaban, regresó a casa. Generoso en la victoria, fue amable con sus rivales derrotados, dándoles a todos amnistías e incluso invitando a algunos a unirse a él en el gobierno.

Sin embargo, su posición seguía siendo insegura. Sin un hijo propio, necesitaba un heredero. César adoptó rápidamente a su sobrino nieto, Augusto. También se movió rápidamente para fortalecer las fronteras del norte del imperio y hacer frente a sus enemigos en el este.

En casa, reformó el calendario romano, abordó el gobierno local, reasentó a los veteranos en nuevas ciudades, hizo que el Senado fuera más representativo y otorgó la ciudadanía a muchos más extranjeros.

Cuidado con los idus de marzo

Pero su gobierno sería truncado. Viejos enemigos unieron fuerzas con algunos de sus partidarios, hartos de su estilo dictatorial. El 15 de marzo del 44 a. C., los idus de marzo, César fue asesinado en el Senado.

Aunque su propio gobierno no fue notable, su victoria en la guerra civil reemplazó a una república, gobernada por los cónsules y el Senado, por un imperio, gobernado por emperadores y sus sucesores hereditarios. Fue el comienzo de una nueva era para Roma.


A donde seguir:
La religión en la antigua Roma - Augusto
Emperadores - Augusto
La vida en la época romana: soldados
Enemigos y rebeldes - Cleopatra & amp Egypt


Estilos del siglo XVIII: las reglas obstaculizan al genio

Para los whigs que llegaron al poder tras la ascensión de Jorge I en 1714, el barroco estaba indisolublemente ligado al régimen autoritario de los Estuardo. Se necesitaba un nuevo estilo para una nueva era, y la nueva clase dominante, que aspiraba a construir una civilización que rivalizara con la de la antigua Roma, buscó una solución en la antigüedad.

O eso pensaba. En realidad, la solución se encontró en una antigüedad que había sido fuertemente reinterpretada por el arquitecto italiano del siglo XVI Andrea Palladio (1508-80). Palladio's Cuatro libros de arquitectura exploró y reconstruyó metódicamente los edificios de la antigua Roma. También proporcionaron ilustraciones, en forma de diseños del propio autor para villas, palacios e iglesias, de una forma en que los primeros georgianos podrían adaptar esas reglas para crear una arquitectura de la tradición clásica, el criterio por el cual se midió toda la actividad civilizada. .

A fines del siglo XVIII, la idea de un estilo arquitectónico nacional único había llegado a su fin.

Pero los arquitectos pronto encontraron que la búsqueda palladiana de una arquitectura ideal era inútilmente limitante. Si bien los edificios de los antiguos deberían "servir como modelos que deberíamos imitar y como normas por las que deberíamos juzgar", se requería un enfoque más ecléctico. En palabras del más grande arquitecto de finales del siglo XVIII, Robert Adam, "las reglas a menudo obstaculizan al genio y circunscriben la idea del maestro".

A finales del siglo XVIII, la idea de un estilo arquitectónico nacional único había llegado a su fin. Todavía se estaban produciendo obras maestras neoclásicas austeras, pero también se estaban produciendo enormes abadías simuladas, castillos almenados, pintorescas cabañas de dieciséis habitaciones e incluso, al amanecer del siglo XIX, palacios orientales como el Royal Pavilion de John Nash en Brighton. Había llegado el Culto de los Estilos.


Nuevas pruebas salen a la luz

La evidencia en cuestión es un objeto único e inusual. Es una punta de flecha tallada en hueso de ganado, que habría sido común en tiempos mucho más antiguos, pero no tanto en el siglo IX a. C.

La punta de flecha se desenterró originalmente en 2019, en un importante sitio arqueológico conocido como el túmulo funerario de Tell es-Safi (Tell es-Safi fue el nombre que le dieron a Gath los colonos posteriores). Los arqueólogos israelíes estaban explorando las ruinas de una casa de piedra excavada y encontraron la punta de flecha de hueso enterrada en la tierra en ese lugar. La punta de la flecha estaba agrietada en la punta y rota a la mitad de su eje, lo que parece indicar que dio en el blanco al que fue disparada.

Según el lugar donde se encontró y su estado de supervivencia, el objeto curioso probablemente habría sido un remanente de la feroz lucha que tuvo lugar en Gat hace más de 2.800 años, una que finalmente llevó a la aniquilación completa de la ciudad filistea.


Cronología romana del siglo IV a. C.

Las Doce Tablas son el primer intento de hacer un código legal, y fue el único intento durante casi mil años.

Por lo general, las prisiones romanas no se usaban para castigar a los criminales, sino que solo servían para mantener a las personas en espera de juicio o ejecución.

La Tribuna de la Plebe (tribunus plebis) fue una magistratura establecida en 494 a. C. Fue creado para dotar al pueblo de un magistrado representativo directo.

Una copia de los actos del Deificado Augusto por los que puso al mundo entero bajo la soberanía del pueblo romano.

Este libro revela cómo un imperio que se extendía desde Glasgow hasta Asuán en Egipto podía gobernarse desde una sola ciudad y aún sobrevivir más de mil años.

Esta segunda edición incluye una nueva introducción que explora las consecuencias para el gobierno y las clases gobernantes del reemplazo de la República por el gobierno de los emperadores.

Durante el período, el gobierno del imperio romano se enfrentó a la crisis más prolongada de su historia y sobrevivió. Este texto es un intento temprano de un estudio inclusivo de los orígenes y evoluciones de esta transformación en el mundo antiguo.

Espadas contra el Senado describe las primeras tres décadas de la guerra civil de un siglo de Roma que la transformó de una república a una autocracia imperial, de la Roma de los líderes ciudadanos a la Roma de los emperadores matones decadentes.

El primer emperador de Roma, Augusto, hijo adoptivo de Julio César, probablemente ha tenido el efecto más duradero en la historia de todos los gobernantes del mundo clásico. Este libro se centra en su ascenso al poder y en las formas en que mantuvo la autoridad durante su reinado.


Conclusión

Hubo muchos eventos notables en Roma antes de la era cristiana y Roma fue testigo de cambios dramáticos en sus estructuras políticas y sociales, religión y arquitectura. Se cree que Roma tenía la arquitectura, la cultura y la estructura social más avanzadas y esto ha influido mucho en las culturas posteriores de todo el mundo.

Artículos Relacionados:

11 pensamientos sobre & ldquoTop 10 eventos importantes en la historia de la antigua Roma (BC) & rdquo

Esta lista apesta. ¿Por qué están Rómulo y Remo en la lista? Es un mito. Toda la campaña cartaginesa es más importante que la invasión de Aníbal. Las cosas que realmente dieron forma al resultado de la República y los marcos del Imperio incluyen

Los hermanos Gracci
La lucha de las órdenes (momento decisivo importante en la República temprana)
Reformas militares de Marius & # 039s (estableció un ejército profesional y dio poder extremo a los generales)
Unificación italiana y eventual ciudadanía
Establecimiento de grandes campamentos de mano de obra esclava en operaciones mineras y plantaciones (construyó la economía y condujo a las crisis del siglo I a.C.)

¡No tienes que ser grosero al respecto! ¡Solo porque alguien tuvo un malentendido, no significa ser grosero al respecto!

No es grosero, tiene razón. Este tipo de listas de los 10 principales suelen ser incorrectas. Julio César no fue & # 8217t el primer dictador (dux) en absoluto, había tantos antes, en tiempos de crisis (es decir, Marcelo, Fabio Máximo, Sila & # 8230).

No dice nada sobre cómo César mató a un millón de personas en su & # 8220 conquista de la Galia & # 8221.

¡Ups! Julio no fue ni mucho menos el primer dictador de Roma. El dictador era un honorable cargo republicano que, en situaciones de extrema emergencia, podía poner el gobierno en manos de un solo hombre durante un período de tiempo limitado. Sin embargo, si por dictador te refieres al "despotismo de un individuo", te vienen a la mente tanto Marius como Sulla.

Aunque Rómulo y Remo como deidades son un mito, es posible que fueran personas reales y los hermanos fundadores (o al menos socios) de Roma. En cuanto a que toda la campaña cartaginesa es más importante que Hannibal Barka invadiendo los Alpes. Ningún otro general fue capaz de correr desenfrenadamente a lo largo de Roma en absoluto durante tantos años como lo hizo Aníbal.
Aunque estoy de acuerdo en que los extras que mencionas son de gran importancia, especialmente las reformas de Cayo Mario, ya que son una parte importante del desarrollo romano y la razón por la que el ejército romano fue tan poderoso y exitoso como lo fue.

Rómulo y su hermano no fueron abandonados por sus padres, ¡entendiste mal toda la historia!
la historia es que su madre era una princesa y su tío [también conocido como el rey] la desterró y le dijo que si alguna vez tenía hijos se los quitarían y nunca los volvería a ver porque si los tenía sabía que amenazarían su trono. pero cuando fue desterrada, fue en contra de esa regla y tuvo gemelos también conocidos como rómulo y remo, pero los cazadores de reyes se enteraron y se lo dijeron al rey, por lo que el rey envió a su sirviente para que fuera y se llevara a los niños lejos de ella, así que es el siervo que pone a los dos bebés en el río y el dios del río los salvó y los puso en tierra firme, luego el lobo encontró a los niños y los crió.
¡¡Así que aclare sus facsímiles y dígale a la gente la verdad !!

Sí, Julio César no fue el primer dictador, pero se declaró a sí mismo & # 8216Dictador de por vida & # 8217, que fue el primero.

No, no lo es. Sulla fue dictador de por vida.

La lista está bien, pero habría tenido la revuelta de esclavos de Espartaco, Constantino haciendo del cristianismo la religión del Imperio y Diocleciano dividiendo el imperio en Oriente y Occidente.

Información muy interesante. Finalmente descubrí quién dividió Roma. Siempre me pregunto por qué Diocleciano dividió Roma en Oriente y Occidente. No recuerdo haber leído ni visto su nombre en los libros de historia. ¿Fue causado por los hunos o la gente del norte?
Atentamente,



Comentarios:

  1. Luqman

    Considero que no estás bien. Escríbeme por PM, hablamos.

  2. Corbenic

    ¡Bromas aparte!

  3. Athan

    si existen los análogos?

  4. Arall

    En mi opinión, estás cometiendo un error. Vamos a discutir. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  5. Nalrajas

    los felicito, magnifica idea y es debidamente



Escribe un mensaje

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos